Aug 14, 2010
Angel Barbero

Elementos básicos de los negocios modernos (Seth Godin)

Sin zapatosMe tomo hoy la libertad de reproducir un artículo original de Seth Godin, llamado “Foundation elements for modern businesses“, publicado en su blog, pues me ha llamado mucho la atención y creo que es un artículo imprescindible.

En esencia, recoge algunos ingredientes que se pueden considerar diferenciales a la hora de montar o gestionar una empresa en la actualidad. Bien es cierto que muchos de los factores mencionados son tan viejos como el mundo, pero seguro que pueden ser reinventados y repensados para aplicarlos de manera diferente en el contexto actual.

A continuación la lista de estos elementos:

  1. Construye sobre modelos virales. Considera la agrupación.
  2. No vendas productos que se puedan comprar más baratos en Amazon.
  3. Prima las suscripciones frente a las ventas puntuales.
  4. Intenta crear un entorno en el que tus clientes sean más felices cuando hay otros clientes haciendo negocios contigo (ver número 1 de nuevo).
  5. Trata a clientes diferentes de forma diferente.
  6. Genera felicidad, no te quedes sólo en satisfacer una necesidad con el esfuerzo mínimo.
  7. Apuesta en productos únicos, no en un sistema fácilmente copiable.
  8. Invierte en crear experiencias para el cliente que sean memorables, no en crear anuncios memorables.
  9. No construyas una fortaleza llena de secretos, apuesta en ser abierto.
  10. A no ser que haya una razón diferencial de negocio, invierte en software paquetizado y almacenamiento barato en la nube.
  11. El activo del futuro es la adopción por parte de la tribu (colectivo), no un producto barato.
  12. Ajusta los gastos al cash-flow, no te quedes sin dinero (no estamos en 1999).
  13. Trabaja como si hubiera escasez, pero actúa con abundancia.
  14. Las pruebas gratuitas generan demanda para la oferta de valor que propongas.
  15. Cuenta una historia, erige un mito, anda el camino.
  16. Planifica en base a la futura obsolescencia de tus productos (no de tus clientes).
Aunque todos ellos son bastante autoexplicativos, si alguno no te convence o no lo entiendes, no dudes en preguntar.
Si te ha gustado, ¡compártelo!

Bookmark and Share

Jul 6, 2010
Angel Barbero

Yoguit en el I Foro Redepyme Iniciador

Como muchos saben hace unos días tuvimos la suerte de poder presentar Yoguit en el primer Foro Redepyme Iniciador, en la EOI.

Además de todo el apoyo que el proyecto va recogiendo (que puede constatarse en su grupo en Facebook y su Twitter), es muy probable que el evento nos permita obtener apoyos concretos que espero poder anunciar pronto.

Podéis verme presentándola en el siguiente video (minuto 14:00), en el que se pueden ver otros proyectazos, entre otros el de Yumit, que fue el que ganó finalmente.

May 19, 2010
Angel Barbero

Presentación en el Vivero de Vicálvaro (II)

Ahora que estoy acudiendo al nuevo Vivero de empresas de Carabanchel de forma esporádica, y como hace ya un par de meses comenté, recupero otro de los vídeos de mi charla en el de Vicálvaro.

En él trato de los aspectos menos agradables de emprender y llevar una empresa (aspectos financieros, legales, etc), dificultades para las que hay que estar preparado, así como los problemas que te puede acarrear a nivel personal.

Uno de los puntos que comento, y  que espero poder explicar mejor con calma, es la necesidad de mantener un control de los aspectos más importantes de la empresa, de cara a tomar las mejores decisiones. Esto implica disponer de datos de gestión (aunque sean pocos y muy concretos) lo más actualizados posible.

May 17, 2010
Angel Barbero

“Free”, o por qué lo gratis es negocio

myegoo_freecoverEstoy terminando de leer uno de los libros que más me ha impactado en los últimos años: “Free”, de Chris Anderson. Y me ha impactado no sólo por el hecho de que habla de todo aquello que vivo cada día en mi trabajo y también en mi ámbito privado, sino también porque ha sido capaz de estimular mi mente como pocas veces me ha ocurrido con un libro.

Para el que no lo conozca, Chris Anderson es el autor de la teoría de la Larga Cola, o “Long Tail“, que sirve de base para gran parte de la economía digital que hoy es el pan nuestro de cada día.

Hasta hace poco estaba disponible de forma gratuita en el blog de Chris Anderson, pero ahora sólo se puede encontrar bajo el odioso y anticuado formato de pago, en sitios como Amazon. He de decir que tengo el libro en PDF, por lo que si estáis interesados, no dudéis en escribirme un mail.

Mi consejo es que os leáis el libro con un cuaderno a mano, pues os surgirán mil y una ideas para vuestra empresa y para vuestra vida. Es increíble la manera en la que toca todos los temas, tratando de forma algo superficial, pero suficiente, todas las vertientes y variantes de cada uno de los temas.

Por mi parte, en breve, lo empezaré de nuevo, pues quiero repasar algunos temas que para mi empresa (y mis futuros proyectos de los que pronto hablaré) son esenciales. De hecho trata de forma concreta sobre los modelos del software libre (mi empresa trabaja en ese ámbito), así como los modelos Freemium que rigen muchos de los negocios online que hoy conocemos.

Como buen libro de gestión americano, mezcla reflexiones alrededor de los diferentes temas con ejemplos y anécdotas que ilustran de forma admirable cada uno de ellos. Por ejemplo descubrirás qué tienen en común las cuchillas de afeitar de Gillette con Google, cómo funcionan los mercados basados en materias que escasean frente a aquellos que se basan en la abundancia, e incluso el negocio que hay detrás de las ONG.

Podéis leer una interesante reseña en Wired, que incluye un video del autor explicando lo que hay detrás del libro, y un repaso muy detallado del mismo. Pero la mejor manera de aprovecharlo es leerlo entero, de cabo a rabo, y con mucha atención.

Espero que lo podáis leer pronto. Y que me contéis qué os ha parecido.

Si te ha gustado el artículo, compártelo:

Bookmark and Share

May 12, 2010
Angel Barbero

¿Merecemos una nueva consultoría?

 

Modelos     Hace ya una eternidad, tuve la oportunidad de escribir para “La Gaceta de los Negocios” una columna en la que me cuestionaba la situación de las grandes consultoras y su modelo. Corrían malos tiempos, como los que vivimos ahora, y yo, iluso de mí, pensaba que aprenderíamos de los errores y forjaríamos una propuesta renovada de consultoría.
Sólo al final del artículo pondré la fecha en la que está escrito, como juego. Os propongo que intentéis adivinarla, en base al escenario que presento en el texto y las conclusiones. El título era “El nuevo modelo de consultor”.
“Si miramos atrás en el tiempo, en el mundo de la consultoría podemos ver lo que hemos perdido y no volverá. A algunos les invade una profunda desazón, pero todos debemos tener la esperanza que todo lo que ha pasado ha sido para bien.
Los restos que encontramos en ese campo de batalla son espantosos: sólo en España, más del 80% de las 15 primeras firmas consultoras han atravesado reestructuraciones de empleo. Cerca del 60% ha sido comprada, absorbida o ha sufrido una fusión o una segregación. Sin contar las que han desaparecido.
La crisis económica se ha unido a la caída de la confianza de los clientes tras los variados fraudes y escándalos surgidos. La disminución de los grandes proyectos ha sido radical. Antes era un fracasado el que no realizaba operaciones de 10 millones de euros, y ahora llegar al millón es todo un logro. En algunos sectores como en banca la caída de esa inversión ha sido de más de un 30%, tras los grandes dispendios pasados.
Pero todo esto, más allá de los números, los porcentajes y los grandes nombres, debe ayudarnos a reflexionar sobre algunos aspectos casi filosóficos de la consultoría. Este descenso no es sólo consecuencia de la contracción del mercado, sino que debe buscarse también un motivo mucho más importante: la muerte del modelo de consultoría mantenido durante las últimas décadas.
El descenso en inversiones tecnológicas, por ejemplo, ha destapado algunos problemas de base en la consultoría tradicional. Uno de los más importantes ha resultado ser el modo en que los pesados costes estructurales se trasladan al cliente.
Esto se ha unido a los movimientos del sector, que han impulsado la fuga del talento interno en apresurados despidos, una pérdida de la experiencia de determinados mercados y tecnologías, desaparición del conocimiento de los clientes existentes y proyectos hechos, etc.
Pero si desde nuestra atalaya oteamos el horizonte, nos encontramos con que las mismas empresas de siempre nos siguen esperando. En ellas la crisis no sólo no ha disminuido sus necesidades de ayuda, sino que las ha agudizado: deben mejorar aún más sus procesos, necesitan flexibilidad, mayor ahorro de costes, tienen que adaptarse a estructuras más complejas y distribuidas, entre otros muchos casos. Y para ello necesitan consultoras que se impliquen más aún en los resultados, con estructuras de costes más flexibles y ligeras, y que les ayuden a alcanzar un retorno de la inversión más rápido que nunca.
Un ejemplo de esto es la necesidad creciente por parte de muchas empresas de hacer outsourcing de sus sistemas, y de algunos procesos de negocio. Es en ese área donde los analistas están más de acuerdo en que habrá movimientos en los próximos años, y ya muchas consultoras están creando o reforzando departamentos específicos. Pero lo que muchos no entienden es que para moverse en este sentido, el compromiso con el cliente y la compartición del riesgo son vitales, algo para lo que no se está aún preparado. De hecho el tamaño y la estructura de costes de los grandes mastodontes consultores es un lastre a la hora de adaptar sus servicios a esas nuevas necesidades planteadas. La prueba de ello es el hasta ahora fallido intento de creación de iniciativas conjuntas entre fabricantes e integradores para configurar ofertas orientadas a las PYME.
Por otro lado, y como resultado de la brutal explosión de la tan manida burbuja tecnológica, nos encontramos con PYME que han hecho de la excelencia tecnológica su luz y su guía, pero que no han sabido entender el componente de negocio y estrategia de sus clientes.
¿Cómo solucionar este vacío repentino entre las consultoras y sus clientes? Es evidente que se necesita ofrecer un nuevo modelo de consultor, con una importante base tecnológica, pero sobre todo lo suficientemente flexible para alcanzar un compromiso real y un riesgo compartido con sus clientes y sus objetivos. Un modelo en el que los problemas reales no se solucionen a base de músculo consultor, hordas de junior y kilos de papel, sino experiencia, orientación a resultados y compartición del riesgo. Y una sólida visión de negocio.”
Pues bien, este artículo apareció en La Gaceta de los Negocios del 4 de julio de 2003, o lo que es lo mismo, hace casi 7 años.

Tras este tiempo, las cosas no han cambiado mucho, a pesar de mis vaticinios, y en esta nueva crisis que nos toca vivir las consultoras vuelven a soltar lastre con despidos masivos y ajustes de coste, cuando lo que deberían estar haciendo es sentar las bases de un nuevo modelo de consultoría de empresa, que sigue sin llegar.

 

May 12, 2010
Angel Barbero

La entelequia del nuevo modelo productivo español

Hace ya siglos, aunque sean un par de meses sobre el papel, tuve la suerte de hablar sobre el modelo de innovación español en el IV Café y Finanzas, donde se generó un interesante y sano debate sobre nuestro mnodelo productivo y de I+D+i.

Aprovechando la sugerente serie de post de David Cierco bajo el título de “Cambiemos el modelo productivo de España“, y en concreto una respuesta que le he dejado en uno de los post, adjunto los puntos más relevantes de mi opinión al respecto. 

Los que estuvisteis en la charla del C&F encontraréis muchas de las ideas lanzadas, por lo que sería genial que participárais en la discusión.

“Para empezar, y sobre uno de los puntos clásicos de todos los programas políticos, los centros tecnológicos, hay que quitarse la máscara. Ya se han intentando lanzar polos de crecimiento en zonas españolas (Málaga, País Vasco, Huesca, etc.) con la “excusa” de la tecnología, y han sufrido varios problemas:

Exceso de protagonismo político, que ha hecho que todo el proceso se quede en la foto del día de la inauguración.

Exceso de localismo, sin una coordinación nacional clara, y con un intento de la CA correspondiente por arrimar el ascua a su sardina. El modelo federal que propones es interesante, pero quedaría ver cómo coordinar los esfuerzos. Cuántos centros de excelencia para la TDT se han creado en España en los últimos años, por ejemplo?

Inexistencia de un proyecto tecnológico y de cambio claro: al final se han sumado las grandes empresas (porque tiene que llevarse bien con las administraciones correspondientes), pero no hay proyectos realmente innovadores, internacionalmente relevantes y que generen un movimiento real en la industria española.

Por otro lado, creo que se está perdiendo de vista algunas cosas importantes en esto del cambio del modelo productivo:

- No se ataca de forma valiente la modernización de la PYME. Hay iniciativas claras, pero muy concretas y basadas en el cacharro, no en el proceso (para entendernos, se les da un PC a las empresas, pero no se les enseña cómo cambiar sus procesos de negocio).

- De hecho falta formación empresarial. Los empresarios españoles han evolucionado a golpe de riñón, pero (y lo digo por cruda experiencia) el empresario medio gestiona su empresa por instinto.

- El modelo basado en subvenciones, tal como se ha desarrollado en España,se ha quedado obsoleto, y se ha demostrado que si no se acompaña de otras medidas de estímulo, es un freno a la evolución y la productividad de la empresa española. Además se ha terminado pervirtiendo, y sirve para lavar las cuentas de grandes empresas que se pueden permitir el lujo de dedicar recursos a preparar y maquillar los informes correspondientes para conseguir las subvenciones.

- Por último (por no molestar más), el modelo del ladrillo ha contaminado casi todas las iniciativas de I+D+i de este país. Es escandaloso que se compute como inversión en I+D+i la construcción del CAT de Segovia, o la remodelación de la nave que acogerá la Catedral de las Tecnologías de Madrid (por poner tan sólo dos ejemplos cercanos en el tiempo).

Creo que el objetivo está claro: el cambio del modelo productivo. Todos tenemos más o menos claro que es vital para nuestra supervivencia en la élite de los países desarrollados. Pero por el momento nos hacemos trampas al solitario.”

(Publicado en mi blog personal el 10/09/2009)

May 12, 2010
Angel Barbero

Herramientas de gestión de proyectos OnDemand

En el proceso de elaboración de un pequeño documento para mis alumnos en la IE Business School, estoy recopilando herramientas de gestión de proyectos, dado que es uno de los aspectos más críticos y a la vez más descuidados en la gestión de equipos IT.

El primer capítulo lo centran las aplicaciones que se pueden usar en modo ASP o SaaS. A todas ellas se les debe pedir al menos:

- Gestión de proyectos avanzada
- Funcionalidades gráficas (Gantt, etc.)
- Funciones colaborativas (email, rss, calendario común, etc.)
- Sistema de alertas
- Gestión documental
- Soporte de algún modelo estándar de gestión (PPM, de PMI, por ejemplo).

Algunos de los ejemplos que encontramos:

Remember the Milk: pequeña aplicación online, sobre todo de uso personal, que permite gestionar tareas y plazos, integrándose con Google Calendar, RSS, email o SMS de manera rápida. Muy buena para la gestión personal del tiempo.

Basecamp: una de las más (incluso puede que la más) usada. Aunque limitada en funcionalidades, es perfecta para procesos sencillos de gestión y equipos relativamente pequeños. 
- ProjectOffice.net: aplicación de gestión de proyectos con multitud de herramientas, integración con MS Excel, etc.

Daptiv(antes eProject: incluye diferentes versiones, la más amplia para gestionar Portfolios de Proyectos, con bastante funcionalidad de valor añadido, y también para modelos de gestión más sencillos.

@Task: otra aplicación de carácter muy amplio, también conforme al modelo de gestión PPM.

VeoProject: además de tener funciones de gestión de proyectos, incluye seguimiento y control de incidencias. 

Central Desktop: herramienta más sencilla para gestión básica de proyectos.

AceProject: otro producto de gestión de proyectos online, aunque existe una versión descargable.

No hay que olvidar aquellas que, siendo parte de un CRM Ondemand, incluyen gestión básica de proyectos y, sobre todo, seguimiento de incidencias. Cabe destacar:

SugarCRM: herramienta online pero que también puede descargarse en local, mediante diferentes licencias. Además de la funcionalidad CRM, incluye gestión de proyectos y gestión de incidencias.

CRMDesk: con un concepto similar al anterior. Muy orientado a soporte al cliente.

Por supuesto os animo a que, si conocéis alguna más, no dudéis en hacérmela llegar (ojo, en este caso sólo hablamos de herramientas online).

Seguirán más capítulos próximamente!

[Edit 2-2-09] He recibido algunas sugerencias que no deben quedar fuera de esta lista:

vTiger: Está dentro del grupo de CRMs con funcionalidad de gestión de incidencias. Dispone de bastantes add-ons para integrarlo con aplicaciones ofimáticas de todo tipo. (Gracias a @atroz por la sugerencia!)

Clocking IT: herramienta orientada sobre todo a la gestión de proyectos, con funciones colaborativas suficientes como para hacerla muy atractiva. (Gracias a@failurez por la aportación!)

Achievo: también dispone de funcionalidades de gestión de proyectos, está disponible en 20 idiomas, y desarrollada mediante el framework ATK. (Gracias a Fabio Martínez!)

May 12, 2010
Angel Barbero

¿Un CRM enganchado a Facebook?

Se van cumpliendo mis vaticinios (está mal que lo diga), y las aplicaciones de negocio, sobre todo aquellas que residen o quieren residir en “la nube”, van incorporando diversas maneras de integrarse con las redes sociales (cada vez más omnipresentes) y con otros servicios y webs de terceros. Al fin y al cabo es parte del valor que aporta esa “nube”.

Destaca la nueva beta del framework de servicios web de SugarCRM, que incorpora entre otros facilidades de integración REST, y mejoras en los plugins para redes sociales.

Sigo apostando por ello. Sin dudarlo.

Por cierto, no dejéis de estar atentos a REST. Dará que hablar.

 

(Publicado en el blog de tecnologías del IE el 02/06/2009)

May 12, 2010
Angel Barbero

Hacia la madurez de la empresa española

Los amigos de Gurusblog.com me han invitado a escribir un post para su blog, lo cual he hecho con mucha ilusión. Es probablemente uno de los primeros que quiero escribir haciendo un análisis más o menos amplio de la situación de las empresas españolas en lo que respecta a innovación y madurez tecnológica. A continuación sigue el contenido del texto publicado en Gurusblog.com.

 

“La situación que se está viviendo en la CEOE en la actualidad, y que no creo que sea necesario repetir aquí, junto con muchos indicadores de productividad y competitividad de la empresa española, nos deben hacer reflexionar en profundidad sobre el deterioro que el tejido empresarial español ha sufrido en los últimos años.

Durante mucho tiempo los indicadores económicos de país nos han sido enormemente favorables, y han hecho que nos acomodemos enormemente y nos confiemos en demasía. Tampoco me detendré mucho sobre los detalles en los que este modelo económico se sustentaba, pero cabe recordar que entre otros se centraban en la especulación inmobiliaria y las ayudas europeas (y la acción pública resultante). Es cierto que en España otro de los grandes motores ha sido el financiero, pero como ha quedado en evidencia en época de vacas flacas, lejos de ser una ayuda se ha revelado un problema, pues el exceso ha hecho a los bancos ser tan sumamente ineficientes que ahora no son capaces de gestionar de forma objetiva la situación.

En todo caso, y por los motivos que sea, han transcurrido muchos años en los cuales la empresa española no ha evolucionado, no ha madurado en muchos aspectos, perdiendo competitividad y capacidad de reacción. Llegamos al 2010 con una empresa española anclada aún en modelos de gestión de hace 20 años, con unas capacidades comerciales y operativas limitadas y, lo que es peor, con gestores sin formación empresarial, que han esculpido su empresa a golpe de riñón y empujones.

Para ser más concreto, pocas empresas en la actualidad tienen una mínima formación en gestión financiera y operativa, en técnicas comerciales, en gestión de la producción, por poner algunos ejemplos. Ni hablar de gestión estratégica, tecnología e innovación. Es sorprendente cuántas empresas funcionan aún con el saldo de la cuenta bancaria como único dato de gestión.

Y muchos os preguntaréis: ¿Y todos esos programas de formación y mejora tecnológica de la empresa? La respuesta es clara: En el mayor número de implantaciones de aplicaciones de gestión en las que he participado (y son ya algunas), el empresario y su equipo no tenía capacidad ninguna para aprovechar más del 5-10% de la aplicación. En definitiva, durante años se ha estado regalando cañas de pescar a quien no sabía ni siquiera qué es una trucha.

Por otro lado, es cierto que se ha invertido mucho dinero en el fomento del emprendimiento y la creación de empresas. Más allá del análisis de cómo se ha gestionado esa inversión, que no es objeto de este artículo, es cuanto menos curioso, teniendo en cuenta que el tiempo medio de creación de una empresa en España sigue rondando los 40 días. Además, una vez creada la empresa, no hay programas de seguimiento y acompañamiento empresarial, en los que personas con experiencia ayuden a los nuevos empresarios a consolidar la empresa recién creada.

Aunque cambiar todo esto exigiría un gran consenso impensable ahora mismo, creo que es importante al menos tener claro qué puntos se deben trabajar por parte de las administraciones estatales y locales para modificar esta peligrosa tendencia. En mi opinión, al menos los siguientes puntos son necesarios:

 

  • Inversión en formación: como es evidente, el primer punto es darle un buen repaso al modelo formativo (inexistente) a la empresa. Se debe asumir como un paso más dentro de la formación reglada, y es tanto o más importante como ella. Desde el modelo de promoción y acceso de las empresas a la formación, hasta los propios contenidos, se debe componer una propuesta que permita a las empresas actualizar sus conocimientos a un nivel europeo (como mínimo) y competitivo. De forma complementaria a la formación, se debe estructurar un modelo de acompañamiento y coaching en el que empresarios con experiencia ayuden a otros empresarios a consolidar y mejorar sus empresas.
  • Modificación de los indicadores internos: los indicadores usados para medir la actividad económica son insuficientes y cortoplacistas. Es necesario tener una visión más realista y actualizada de la situación del tejido empresarial español. Indicadores que permitan conocer la eficiencia de la empresa española, su nivel de actividad y su competitividad frente a las conacionales y las extranjeras.
  • Administración electrónica: un impulso real y valiente por una administración electrónica completa, mediante la cual se automaticen y simplifiquen todos los procesos administrativos de la empresa, que no aportan ningún valor y que tanto tiempo le roban al empresario.

 

Son tan sólo unos ejemplos, y probablemente en un debate serio al respecto surjan más propuestas válidas. Lo importante es que exista el debate, que cale en los estamentos adecuados la sensación de urgencia que se debe tener ante una situación crítica en el país. No hemos de olvidar que en España el 99% de las empresas son PYME, y que la actividad económica la sostienen sobre todo estas empresas. Si no cuidamos su salud, e invertimos para que maduren y sean más competitivas, estamos abocados a mantener un modelo económico enfermo y de dudoso futuro.”

May 12, 2010
Angel Barbero

Mis aplicaciones en movilidad

Nota: Este post tiene dos partes: la primera, en la que describo mis aplicaciones imprescindibles en Android, para los impacientes. La segunda, en la que explico la motivación del post, y mi opinión sobre la importancia de dispone de una herramienta de trabajo en movilidad.

myegoo_htcherobig2Llevo tiempo queriendo hacer un post sobre las aplicaciones que llevo en mi móvil, pues tienen mucho que ver con la manera en que vivo mi día  a día laboral. El objetivo es ligar la aplicación con la actividad a la que va asociada, de manera que se pueda entender mejor mi opinión sobre cómo gestionar dicha actividad de forma más productiva.

Adelantaré que tengo un HTC Hero, con Orange, que tiene Android 1.5 montado. Aunque lo que cuento podrá trasladarse a aplicaciones equivalentes, ya que la esencia del post es el poder analizar herramientas que nos ayuden a  gestionar aspectos de nuestro día a día.

Sin más, paso a la lista de mis aplicaciones más imprescindibles:

  • Calendario: Uso Google Calendar como calendario principal, y aunque no he configurado diferentes calendarios (personal, trabajo, etc.) es para mí crítico tenerlo actualizado en tiempo real. El calendario que tiene por defecto Android está, como es lógico, completamente integrado con el Calendar. Dado que a su vez lo tengo sincronizado con el calendario de mi Mac (Thunderbird Lightning), cualquier cita dada de alta en cualquiera de los dos sitios se refleja inmediatamente en el otro.

  • Contactos: Mantengo una base de datos de contactos única desde hace 10 años. Y aunque utilizo Plaxo o Linkedin para mantenerla actualizada, hace 2 años decidí usar los contactos de Gmail como base de datos única. Por el mismo motivo que el mencionado antes, mi móvil está continuamente sincronizado, ya que usa precisamente esos contactos. Tengo además la posibilidad de integrar los datos de Facebook y otras redes sociales en esos contactos, por lo que tengo información centralizada de amigos, clientes y conocidos.

  • Tareas: otra de mis obsesiones es gestionar la lista de tareas de la mejor manera posible. Hasta ahora he sido de los que todos los días lo primero que hacen es una lista en papel. Pero desde hace unos meses me he propuesto usar y exprimir una aplicación de gestión de tareas, ya que con funcionalidades como la categorización, priorización y gestión de fechas, aumenta mucho la productividad. Estoy usando por ello Remember The Milk. La versión para Android sólo está disponible para los usuarios de pago; y como yo no lo soy, las gestiono de una manera práctica. Cuando quiero dar de alta una nueva tarea, me mando un email a una dirección que RTM me ha creado, a través de la cual se dan de alta tareas nuevas (ver el apartado de “Compartición” más adelante). No me sirve para ver las tareas actuales, pero al menos sí para crear nuevas tareas, y añadir recordatorios para otros temas relacionados con el contenido que esté viendo en ese momento (escuchar un nuevo grupo, leer un post, etc.)

  • Twitter: Los que me conocen saben que tengo mucha actividad en mi Twitter. Lo utilizo de forma indistinta para mi vida personal y laboral, pero puedo afirmar que lo considero una herramienta cada vez más potente para relacionarme con empleados, amigos, clientes y socios. He pasado por muchos clientes en Android, y aunque sigo echando de menosUberTwitter (sólo para Blackberry), de momento me quedo con Seesmic.

  •  Fuentes de información: Uso Google Reader desde hace más de un año como único agregador de fuentes web. Me permite saber lo que mis amigos comparten, pero además tener centralizado el acceso a fuentes de información que considero interesantes. Por supuesto, lo uso a nivel personal, y también profesional. En mi móvil tengo instalado NewsRob, que permite sincronizar con mi GReader, e importar todas las fuentes, incorporando etiquetas y comentarios de otros. No es brillante, pero es efectivo, rápido en la visualización y sincronización, y no me hace perder tiempo esperando.

  • Libros: Mientras nadie me regale un lector de eBooks, en los que creo firmemente, utilizo un lector para Android, el FBReader. Una pantalla de 2′ no es el sitio más ideal para leer un libro, pero para mí es perfecto para tiempos muertos y poder llevar encima 3 o 4 libros secundarios (suelo leer al menos 3 libros a la vez). 

  • Documentos: Utilizo de forma compulsiva Google Docs, para escribir ideas cuando estoy fuera de la oficina o en otro ordenador, compartir datos o documentos con mis compañeros y socios (e incluso clientes), y en general  tener siempre a mi disposición algunos documentos importantes. Para trabajar desde el móvil con ellos, tengo instalado GDocs, que permite leer y editar documentos, incorporando funciones importantes, como las carpetas. Es gratuito, con versión de pago con extras.

  • Compartición de información: hay una funcionalidad (que en la Blackberry era similar, pero no la recuerdo tan potente), que te permite compartir cualquier dato que estés leyendo (un tuiteo, una web, un compartido en Greader) o generando desde el móvil (una foto, un video, un texto) a través de la mayoría de las aplicaciones que haya instaladas en el móvil. Esto incluye clientes de Twitter y el propio email. De esta manera en pocos segundos puedes hacer llegar esa información a quien consideres que puede interesar.

¿Y por qué soltar este churro?

(Segunda parte del post)

Esta misma semana, revisando varios proyectos por teléfono con una persona, me respondió: “En cuanto llegue a casa esta noche te mando la documentación”. Eran las 11 de la mañana, y su gran problema era que no pasaría en todo el día por su oficina. Es un joven empresario, dueño de una empresa que factura bastante dinero, relacionada directamente con la tecnología.

Pocas personas son realmente conscientes de la mejora en productividad personal que aporta un teléfono de los llamados smartphones. Siempre que doy una charla de tecnología para directivos, mi obsesión es empezar a trabajar con ellos el impacto que ésta tiene a nivel individual en cualquier trabajador.

En otros post hablaré sobre este aspecto de la formación directiva, pero por el momento me he querido centrar en las aplicaciones instaladas en mi móvil, que para mí son críticas en el día y día, y sin las que mi productividad de forma importante (lo he podido comprobar cuando no tengo acceso a ellas durante días).

No he hablado de las dos componentes más obvias de un smartphone: el email y la navegación. Aunque podríamos debatir horas y horas sobre las mejores configuraciones de las aplicaciones cliente de email, o sobre los mejores navegadores, daré por hecho que ambos aspectos funcionan sin problemas importantes en nuestro dispositivo.

En definitiva, tenemos herramientas muy a mano que pueden ayudarnos a ser más eficientes y productivos en nuestra vida personal y profesional. Y un pequeño esfuerzo para elegir las que mejor se adaptan a nosotros, así como una correcta configuración, tendrán resultados increíbles a muy corto plazo.

 

 

Pages:12»

Categories

Tags

UA-4146343-3