May 11, 2010
Angel Barbero

La gran empresa IT y las PYME (II)

Como continuación a mi anterior post al respecto, adjunto una serie de reflexiones extra, en las que introduzco el papel del software libre como facilitador del acceso de las PYME a las tecnologías.

Efectivamente el camino habitual para una economía de escala como la que aparentemente requiere la aproximación a la PYME es la de paquetizar servicios y estandarizarlos. Y así es como lo han hecho numerosas empresas. Pero ese movimiento responde más a las necesidades del proveedor de hacer rentable la venta del producto que a las de la empresa que recibirá la tecnología. 

El problema reside en el planteamiento de base: las PYME necesitan un nivel de adecuación y personalización importante, pues tienen sus propios requisitos. Eso significa que el nivel de paquetización debe ser relativo, y suficientemente flexible para adecuarse a las necesidades de las empresas.

Por otro lado no puedes pretender de una empresa de este tipo que trabaje de la misma manera que una gran empresa, por lo que el modelo de relación cliente – proveedor debe cambiar también.

Es precisamente por todo ello por lo que creo que las grandes empresas nunca podrán adecuarse a ese mercado, por mucho que lo intenten.

Un alto porcentaje de la inversión en la personalización y adecuación puede ajustarse en costes a las posibilidades de las PYME. Y es por eso que el modelo del software libre es perfecto para este sector, pues permite un escalón de inversión más bajo, y sin embargo ofrece capacidades más amplias de personalización.

Es cierto que queda un largo camino para que las PYME entiendan el valor añadido de la tecnología, y que entiendan las implicaciones que tiene su incorporación. Ahí está el reto de las empresas, y sobre todo de la Administración Pública.

 

(Publicado en mi blog personal el 15/06/2009)

May 11, 2010
Angel Barbero

¿Piratas o clientes en potencia?

Barco

Leo una frase del libro “Free” de Chris Anderson (del que ya he hablado antes), que me ha parecido genial:

“(…) Miró dentro de la mente del pirata, y vió un cliente de pago buscando una razón para salir afuera.”

Hay quienes ven en la piratería un enemigo a combatir. No entienden que ese pirata al que persiguen y denostan, es un potencial cliente (en muchos casos de hecho una vez lo fue), al que sólo hay que ofrecerle alternativas que cubran sus necesidades.

Pero eso requiere un esfuerzo que muchos directivos no quieren, o no pueden hacer. Los antiguos modelos alimentan demasiadas bocas agradecidas. Es muy fácil echar la culpa al resto de los males de uno mismo.

 

Si este artículo te ha gustado, compártelo:

Bookmark and Share

May 11, 2010
Angel Barbero

Menos emprendedores, pero más empresarios.

Grúa

En los últimos días se han ido desgranando algunas estadísticas que demuestran que la actividad emprendedora ha bajado de forma importante en el último año en España. Según estadísticas recopiladas por el Proyecto GEM (http://www.ie.edu/gem/), la caída de dicha actividad ha sido del 27% en el último año, empeorado además por el hecho de que se han cerrado más empresas (un 54% más) respecto al año 2008.

Son datos preocupantes, sin duda, y tienen múltiples lecturas. Pero mi intención no es hablar de ello, pues creo que como explicaré luego, se dedica excesiva atención a este aspecto de la economía española. La cuestión es que frente a esta sangría emprendedora, se sitúa un problema más amplio, relacionado en algunos puntos con él, pero que es mucho más preocupante: el deterioro de la cultura empresarial en España.

Todos miramos abochornados las últimas noticias referentes al Presidente de la CEOE, supuesto órgano coordinador de las empresas españolas. Pero es más escandaloso aún que, más allá de algunos gritos aislados, sobre todo los de los ex-empleados de las empresas que va hundiendo, no se observan cambios ni voces contrarias, y ni siquiera sus compañeros de organismo hacen mucho por sustituirle. 

Probablemente las luchas por la sucesión ya han empezado, de eso no hay duda, pero poco o nada de representación empresarial efectiva queda en este organismo. Los que somos empresarios de a pie, los que llevamos empresas pequeñas, o no tan pequeñas, y que sustentamos un amplio porcentaje del empleo y de la actividad económica del país, no nos sentimos reflejados y defendidos por este órgano.

Es tan sólo un ejemplo más de un mal que estaba escondido debajo de la capa de aparente prosperidad que hemos vivido en los últimos 20 años, y que aflora en una situación de dificultad y crisis como la que vivimos: la escasa preparación del ecosistema empresarial español (salvo honrosas excepciones). La formación del empresario es muy limitada, y el apoyo institucional casi inexistente. Se ha estimulado enormemente la creación de empresas y los programas de emprendimiento, pero luego se ha dejado a las empresas solas, sin un acompañamiento adecuado, sin organismos oficiales y oficiosos que apoyen el proceso necesario de maduración de las empresas.

No cabe duda de que existen grandes empresarios y empresas españolas (casualmente muchas de ellas bancos), cuya importancia nacional y presencia internacional nos hacen estar orgullosos. Pero no dejan de ser campeones puntuales que no representan la realidad que se vive en el país. No surgen de un ecosistema que genere dichos campeones, sino más bien suponen rarezas dentro de la mediocridad reinante.
 
Lo que ahora necesita España no son (sólo) ilusionados emprendedores que lancen ideas más o menos buenas al mercado, sino empresarios que sepan y puedan consolidar sus empresas, ante un entorno hostil como nunca antes se había vivido. Se requiere urgentemente reforzar sus perfiles, mediante herramientas tales como la formación (un nuevo modelo, no el actual, que es manifiestamente insuficiente) y la tecnología, pero también con otros mecanismos que permitan agilizar y mejorar los procesos internos y externos de las empresas
Algunos ejemplos pueden ser la implantación de la eFactura de forma valiente y definitiva, la agilización y flexibilización de impuestos y tributos, el refuerzo de las asociaciones y cámaras empresariales, una revisión de los planes formativos subvencionados, una revisión de los modelos de subvención tecnológica, la creación de un modelo nuevo de coaching empresarial, etc.
Lo que está claro es que, al igual que el deterioro de la educación en España, que empieza a mostrar sus consecuencias, estamos asistiendo a un progresivo deterioro del tejido empresarial español, que como una bomba de relojería explotará más pronto que tarde, con consecuencias nefastas para la economía española.

 

 

 

May 10, 2010
Angel Barbero

La gran empresa IT y el reto de la PYME

Desde hace muchos años cuando el mercado está en fase bajista las empresas grandes de IT se lanzan a por la gigantesca tarta de las PYME. Para ello intentan redefinir su oferta tradicional para gran empresa, adaptándola en teoría a las pequeñas y medianas empresa, y así obtener de ellas lo que dejan de sacar de la gran empresa.

Sin embargo salvo contadas excepciones, han fracasado estrepitosamente. Tenemos ejemplos como SAP Business One o Oracle Express Ed. en productos, o empresas como Everis, Indra y otras pujando por proyectos pequeños. Todo ello no ha terminado de cuajar, y la realidad es que las empresas pequeñas y medianas siguen alejadas de este tipo de proveedores.

La pregunta es: ¿podrán realmente acceder a este mercado las grandes empresas?

Mi opinión es que no. No son suficientemente ágiles y eficientes para poder ajustar sus costes a un modelo de producto y servicio como el que requiere la PYME.

En todo caso veo como solución el crear nuevas marcas y/o empresas con dicha orientación, con otra estructura y filosofía. Algo similar a lo que hizo Accenture con Coritel en su momento.

(Publicado en mi blog personal el 11/06/2009)

May 9, 2010
Angel Barbero

Presentación en el vivero de Vicálvaro (I)

Hace algún tiempo tuve la oportunidad de dar una charla informal a los emprendedores del recién creado vivero de empresas de Vicálvaro. Lo cierto es que lo disfruté enormemente, y estos días he podido recuperarlo y he decidido ponerlo por aquí.

En la charla toqué algunos puntos que siempre me han parecido importantes a la hora de crear una empresa: los socios, la gestión financiera, las motivaciones, etc.

Además menciono un tema del que hablaré pronto, y es la diferencia entre emprendedor y empresario. Cada vez estoy más convencido que necesitamos más empresarios solventes, y menos emprendedores. 

 

Dentro de poco seguiré con esta serie de videos, que espero os resulte de utilidad.

May 1, 2010
Angel Barbero

Aprendiendo del chino de la esquina

Tienda chinaHe de reconocer una cosa: siento una fascinación especial por los empresarios chinos que han lanzado empresas en España. Desde los propietarios de restaurantes, hasta los de tiendas de “Todo a 1 €”, o los propietarios de periódicos para sus compatriotas, entre otros muchos ejemplos.

Tienen un marcado perfil que les identifica inmediatamente. Todos sus negocios son similares, y por lo general les miramos con cierta suficiencia, pues el hecho de que pronuncien de forma tan graciosa nos lleva a pensar que están situados en un escalón inferior.

Pero hay muchas cosas que nos pueden enseñar, si uno mira más allá de los calendarios de plástico y los rollitos de primavera. Un análisis más detallado nos ayudará a entender por qué en general sus empresas permanecen donde otras no lo logran. Me he permitido resumir cinco de ellas, que para mí son fundamentales a la hora de llevar un negocio:

 

  • Dedicación: No hay duda de que los chinos viven por y para su negocio. Mantienen los horarios más amplios, parecen no cerrar nunca, y emplean todo su esfuerzo vital a su negocio. Probablemente su dedicación sea excesiva para los parámetros occidentales, pero aún así un empresario debe mostrar una fuerza de similar intensidad en su empresa.
  • Superación de barreras: No parece haber ningún obstáculo que les asuste. El idioma no es un problema, y se preocupan por aprender las palabras adecuadas (ni más, ni menos) para dar respuesta a sus clientes. Tampoco lo son la geografía, las circunstancias de mercado de la zona o cualquier elemento que surja en su camino.
  • Flexibilidad: Son capaces de adaptarse rápido y de forma eficiente a las circunstancias que se les presentan. De esa manera, cambian inmediatamente de productos si el cliente así lo pide, y siempre ofrecen lo último (normalmente copiado del original). Han sabido adaptar sus productos y sus empresas a la idiosincrasia española, sin renunciar a su identidad.
  • Actitud ante el cliente: Me cuesta recordar a un camarero o a un dependiente chino que no me haya atendido con una sonrisa y con una actitud proactiva y abierta. Si consideramos la barrera que supone la cultura y la lengua para ellos, el mérito es doble.
  • Fórmulas simples y repetidas: Todas las tiendas y restaurantes chinos tienen el mismo aire, la misma decoración, los mismos productos. Cuando encuentran un planteamiento sencillo y rentable, lo replican y convierten en un producto en sí mismo. Comer un rollito de primavera es una experiencia muy parecida en el 99,99% de todos los restaurantes chinos de España. 

 

Es cierto que muchas de estas características tienen una vertiente oscura y negativa, pero para aprender, debemos verlas desde sus diferentes perspectivas. Seguramente hay muchas otras cosas que son criticables, y que no cuadran con la mentalidad y la cultura española. De todas ellas también hablaré. En todo caso hoy se trataba de ver el lado positivo, y en ese sentido creo que los empresarios chinos pueden inspirarnos mucho, en un momento en que es necesario agarrarnos a cualquier historia que nos ayude a marcar nuevos caminos.

Apr 28, 2010
Angel Barbero

La crisis como coartada

Podría afirmar sin miedo a equivocarme que casi todas las conversaciones que últimamente mantengo con empresarios y directivos del sector de las tecnologías terminan o empiezan en la crisis que estamos viviendo. Frases como “Con la que está cayendo” o “Tal como están las cosas” son habituales, acompañadas de caras compungidas y miradas vidriosas.

Sin embargo y desde hace ya mucho tiempo me resisto a dejarme llevar por esa corriente derrotista, y lucho contra ella de la mejor manera posible: con duro trabajo, escepticismo y buen humor. De hecho intento analizar la situación con cierta objetividad, y paso a resumir algunas de mis conclusiones:

– Las grandes empresas de tecnología, por lo general, disponen de una situación financiera saneada, sin deuda, y generando amplios beneficios, a tenor de los resultados publicados del 2008. Todas tienen además expectativas de crecimiento o al menos de mantenimiento de esos números.

– Pocas empresas de TI españolas declaran que el número de pedidos ha bajado, porque la realidad es que no es así. Otra cosa es que el proceso de negociación sea más largo, o que el tipo de proyectos haya virado hacia un perfil más conservador, si no de mantenimiento o soporte puros.

– El sector ya vivió un periodo de crisis propio, que obligó a ajustar mucho las plantillas y los planes de inversión, por lo que está mejor preparado para afrontar una situación como la que estamos viviendo a nivel global.

– Aquellas empresas que afrontan problemas graves (como por ejemplo Nortel Networks) o que anticipan que los vivirán (por ejemplo SUN), deben buscar las raíces de los mismos en tiempos muy anteriores a la crisis. Decisiones erróneas, planes de negocio poco claros, y modelos caducos.

– Allá donde veamos ajustes de plantilla debemos ser críticos con los mismos, pues en muchos casos responden a motivos puramente estructurales, y se usa la crisis como excusa para hacer algo que, o ya se hacía de manera soterrada, o se tenía que haber hecho antes.

– El humano, y es genético, tiende a echar la culpa de sus problemas a factores externos (es una manera de autoprotegernos de forma inconsciente, o no tan inconsciente en ocasiones), cuando muchas veces el problema está en nosotros mismos. La crisis es una coartada perfecta para justificar que las cosas nos van mal.

En definitiva y aunque es evidente que hay elementos para la preocupación (el crédito y la morosidad, fundamentalmente), creo que debemos separar el grano de la paja y ser realistas respecto a la situación actual.

En una discusión con un buen amigo, yo defendía que en mi opinión estamos viviendo un 50% de crisis real y otro 50% de crisis inventada, y esto lo extiendo más allá del sector TI. Tenemos ejemplos de ello todos los días.

En todo caso y mientras el resto siga echando balones fuera y dejándose llevar por la corriente derrotista, yo he decidido ponerme en el frente. Surgirán muchas oportunidades, y espero estar ahí el primero para aprovecharlas.

 

(Publicado en mi blog personal el 15/03/2009)

Apr 27, 2010
Angel Barbero

El autor y la no transparencia

myegoo_discosbychechi-5

Leo en el blog de Seth Godin una cita que hace de Tim O’Really (una de las mentes más preclaras con las que tenemos la suerte de contar) , que de forma aproximada viene a decir:

“El enemigo del autor no es la piratería, sino la no transparencia.”

Si nos traemos esta frase al contexto español, con una sociedad de gestión de derechos de autores cuanto menos opaca (siendo amables), y un grupo de empresas y empresarios de la cultura completamente perdidos, al menos sacamos la conclusión de que no deben leer mucho a este tipo de autores.

Precisamente hace poco comentaba con Sebas Muriel que parece que nuestro mundo de la cultura en España no debe leer a Seth Godin, a Tim O’Really o a Chris Anderson, que con su libro “Free” marca unas líneas claras de cómo se deben construir y reinventar algunos mercados.

Prefiero pensar que algún día se darán cuenta de que no es el camino. La otra opción implica que seguiremos pagando cánones, sufriendo DRMs y teniendo que buscar alternativas a productos que no cubren nuestras necesidades.

Nota: Otros analizan esta cita y su origen real, incluyendo aclaraciones del propio Tim, pues parece que no fueron las palabras exactas, aunque sí el sentido que quiso darle a las mismas.

 

Share/Bookmark

Pages:«12

Categories

UA-4146343-3