May 12, 2010
Angel Barbero

Mis aplicaciones en movilidad

Nota: Este post tiene dos partes: la primera, en la que describo mis aplicaciones imprescindibles en Android, para los impacientes. La segunda, en la que explico la motivación del post, y mi opinión sobre la importancia de dispone de una herramienta de trabajo en movilidad.

myegoo_htcherobig2Llevo tiempo queriendo hacer un post sobre las aplicaciones que llevo en mi móvil, pues tienen mucho que ver con la manera en que vivo mi día  a día laboral. El objetivo es ligar la aplicación con la actividad a la que va asociada, de manera que se pueda entender mejor mi opinión sobre cómo gestionar dicha actividad de forma más productiva.

Adelantaré que tengo un HTC Hero, con Orange, que tiene Android 1.5 montado. Aunque lo que cuento podrá trasladarse a aplicaciones equivalentes, ya que la esencia del post es el poder analizar herramientas que nos ayuden a  gestionar aspectos de nuestro día a día.

Sin más, paso a la lista de mis aplicaciones más imprescindibles:

  • Calendario: Uso Google Calendar como calendario principal, y aunque no he configurado diferentes calendarios (personal, trabajo, etc.) es para mí crítico tenerlo actualizado en tiempo real. El calendario que tiene por defecto Android está, como es lógico, completamente integrado con el Calendar. Dado que a su vez lo tengo sincronizado con el calendario de mi Mac (Thunderbird Lightning), cualquier cita dada de alta en cualquiera de los dos sitios se refleja inmediatamente en el otro.

  • Contactos: Mantengo una base de datos de contactos única desde hace 10 años. Y aunque utilizo Plaxo o Linkedin para mantenerla actualizada, hace 2 años decidí usar los contactos de Gmail como base de datos única. Por el mismo motivo que el mencionado antes, mi móvil está continuamente sincronizado, ya que usa precisamente esos contactos. Tengo además la posibilidad de integrar los datos de Facebook y otras redes sociales en esos contactos, por lo que tengo información centralizada de amigos, clientes y conocidos.

  • Tareas: otra de mis obsesiones es gestionar la lista de tareas de la mejor manera posible. Hasta ahora he sido de los que todos los días lo primero que hacen es una lista en papel. Pero desde hace unos meses me he propuesto usar y exprimir una aplicación de gestión de tareas, ya que con funcionalidades como la categorización, priorización y gestión de fechas, aumenta mucho la productividad. Estoy usando por ello Remember The Milk. La versión para Android sólo está disponible para los usuarios de pago; y como yo no lo soy, las gestiono de una manera práctica. Cuando quiero dar de alta una nueva tarea, me mando un email a una dirección que RTM me ha creado, a través de la cual se dan de alta tareas nuevas (ver el apartado de “Compartición” más adelante). No me sirve para ver las tareas actuales, pero al menos sí para crear nuevas tareas, y añadir recordatorios para otros temas relacionados con el contenido que esté viendo en ese momento (escuchar un nuevo grupo, leer un post, etc.)

  • Twitter: Los que me conocen saben que tengo mucha actividad en mi Twitter. Lo utilizo de forma indistinta para mi vida personal y laboral, pero puedo afirmar que lo considero una herramienta cada vez más potente para relacionarme con empleados, amigos, clientes y socios. He pasado por muchos clientes en Android, y aunque sigo echando de menosUberTwitter (sólo para Blackberry), de momento me quedo con Seesmic.

  •  Fuentes de información: Uso Google Reader desde hace más de un año como único agregador de fuentes web. Me permite saber lo que mis amigos comparten, pero además tener centralizado el acceso a fuentes de información que considero interesantes. Por supuesto, lo uso a nivel personal, y también profesional. En mi móvil tengo instalado NewsRob, que permite sincronizar con mi GReader, e importar todas las fuentes, incorporando etiquetas y comentarios de otros. No es brillante, pero es efectivo, rápido en la visualización y sincronización, y no me hace perder tiempo esperando.

  • Libros: Mientras nadie me regale un lector de eBooks, en los que creo firmemente, utilizo un lector para Android, el FBReader. Una pantalla de 2′ no es el sitio más ideal para leer un libro, pero para mí es perfecto para tiempos muertos y poder llevar encima 3 o 4 libros secundarios (suelo leer al menos 3 libros a la vez). 

  • Documentos: Utilizo de forma compulsiva Google Docs, para escribir ideas cuando estoy fuera de la oficina o en otro ordenador, compartir datos o documentos con mis compañeros y socios (e incluso clientes), y en general  tener siempre a mi disposición algunos documentos importantes. Para trabajar desde el móvil con ellos, tengo instalado GDocs, que permite leer y editar documentos, incorporando funciones importantes, como las carpetas. Es gratuito, con versión de pago con extras.

  • Compartición de información: hay una funcionalidad (que en la Blackberry era similar, pero no la recuerdo tan potente), que te permite compartir cualquier dato que estés leyendo (un tuiteo, una web, un compartido en Greader) o generando desde el móvil (una foto, un video, un texto) a través de la mayoría de las aplicaciones que haya instaladas en el móvil. Esto incluye clientes de Twitter y el propio email. De esta manera en pocos segundos puedes hacer llegar esa información a quien consideres que puede interesar.

¿Y por qué soltar este churro?

(Segunda parte del post)

Esta misma semana, revisando varios proyectos por teléfono con una persona, me respondió: “En cuanto llegue a casa esta noche te mando la documentación”. Eran las 11 de la mañana, y su gran problema era que no pasaría en todo el día por su oficina. Es un joven empresario, dueño de una empresa que factura bastante dinero, relacionada directamente con la tecnología.

Pocas personas son realmente conscientes de la mejora en productividad personal que aporta un teléfono de los llamados smartphones. Siempre que doy una charla de tecnología para directivos, mi obsesión es empezar a trabajar con ellos el impacto que ésta tiene a nivel individual en cualquier trabajador.

En otros post hablaré sobre este aspecto de la formación directiva, pero por el momento me he querido centrar en las aplicaciones instaladas en mi móvil, que para mí son críticas en el día y día, y sin las que mi productividad de forma importante (lo he podido comprobar cuando no tengo acceso a ellas durante días).

No he hablado de las dos componentes más obvias de un smartphone: el email y la navegación. Aunque podríamos debatir horas y horas sobre las mejores configuraciones de las aplicaciones cliente de email, o sobre los mejores navegadores, daré por hecho que ambos aspectos funcionan sin problemas importantes en nuestro dispositivo.

En definitiva, tenemos herramientas muy a mano que pueden ayudarnos a ser más eficientes y productivos en nuestra vida personal y profesional. Y un pequeño esfuerzo para elegir las que mejor se adaptan a nosotros, así como una correcta configuración, tendrán resultados increíbles a muy corto plazo.

 

 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Categories

UA-4146343-3